Cerrar
Comparación de productos

Todas las especificaciones de Grundig al instante!

Comparar ahora

Actualmente no hay ningun producto añadido a la lista de comparación. Clickar para añadir productos a la lista de comparación.

    Lavavajillas encastrados Grundig

    Configurado a
    tus necesidades

    Los lavavajillas de encastre, también llamados integrables, son la opción más elegante para tu cocina, pues se adaptan a la perfección a su mobiliario. Además, sus funciones y ventajas son las mismas que las de cualquier lavavajillas de Beko. En esta página puedes conocer todos nuestros modelos.

    1 productos

    • Destacados
    Limpiar filtro
    • GNVP 4550 B - Lavavajillas encastre, 60 cm Comparar
      GNVP 4550 B

      Lavavajillas encastre, 60 cm

      • 15 servicios - 8 programas
      • CornerWash, Doormatic
      • Clase Eficiencia Energética D

    ¿Qué es un lavavajillas de encastre?

    Los lavavajillas de encastre son aquellos que están concebidos para integrarse por completo en el mobiliario de la cocina, quedando ocultos a simple vista. Para ello, su diseño presenta algunas particularidades:

    • Carecen de tapa superior y paneles laterales, algo que sí tienen los lavavajillas de libre instalación. Por tanto, presentan un aspecto ‘desnudo’ antes de ser instalados en su emplazamiento definitivo
    • Carecen de frente con panel de control. A cambio, disponen de un sistema para el montaje de un frente con el mismo diseño que el resto del mobiliario de la cocina. Ese frente a instalar tendrá, por tanto, un color igual, un tirador similar, etc. 
    • Los botones o teclas de los comandos del lavavajillas, tales como el encendido o la selección de programas, se sitúan en el marco superior de la puerta, de tal manera que solo son accesibles después de abrir dicha puerta

    El resultado, por tanto, es un lavavajillas que pasa totalmente desapercibido, pues da la impresión de ser un mueble más de la cocina. Por estas razones, los lavavajillas de encastre suelen ser una solución muy habitual en cocinas nuevas o a reformar. Además, su elección debería hacerse en coordinación con el proveedor del mobiliario, que será el encargado de proporcionar el frente a montar sobre la puerta del lavavajillas.

    ¿Cómo elegir tu nuevo lavavajillas de encastre?

    A nivel de prestaciones y medidas, nada cambia con respecto a los lavavajillas de libre instalación, por lo que puedes tener en cuenta los mismos criterios a la hora de elegir. Estos son algunos de los que puedes seguir, para lo cual deberás fijarte en las especificaciones de unos modelos y otros:

    • Anchura: encontrarás modelos de 45 cm y 60 cm
    • Eficiencia: a nivel eléctrico (expresada en letras según el consumo de kW al año) y a nivel de consumo de agua (libros por ciclo)
    • Silenciosidad: expresada en dB
    • Organización interior: según el número de bandejas que ofrezca, su método de extracción, su distribución, etc.
    • Número de programas: los lavavajillas con mayor variedad de programas ofrecen una versatilidad superior
    • Tecnologías empleadas para la limpieza, el secado y otras prestaciones

    En definitiva, un lavavajillas de encastre como los modelos que se encuentran en el catálogo de Grundig son una de las opciones más interesantes para contar con uno de ellos, pero sin renunciar a la estética y la armonía de una cocina unificada

    Volver al inicio